Las desviaciones sexuales del Padre Marcin Kozyra.

Desde hace un buen tiempo, en la ciudad de Lubin, Polonia (¡oh, Polonia, tierra del «santo varón» y corrupto Karol Wojtyla!) existe un desviado sacerdote salesiano el cual para «iniciar» (¿¿¿¿?????) a sus alumnos, estos, tanto jóvenes como jovencitas, tienen que desplazarse «a gatas» a través del edificio principal de la escuela, con sus caras pintadarrajeadas y llegar al aposento del citado cura en donde en sus rodillas ha colocado crema batida la cual debe ser lamida por los jóvenes y retirada de la zona referida, lo cual repercute en el extraño individuo provocandole erección.

En otras ocasiones, el sujeto se observa en un bosque en donde «inicia» generalmente a niñas en la misma forma y a algún otro jovencito. En fotografías se observa tomando un palo como si tratase de amenazar y/o pegarle a una niña, Marek Michalak, vocero de la Defensa de la Niñez Polaca comentó que esto debe de ser investigado y en su caso sancionar al vicioso tipo aunque, supuestamente, no existe queja alguna por parte tanto de sacerdotes, niños y padres de familia.

COMENTARIO

Como ya es una costumbre nos encontramos con desviadas conductas de sacerdotes que mediante ciertas acciones esconden sus deseos pervertidos y/o reprimidos, en esta ocasión observamos un caso de Frotalismo o Parcialismo, el primero corresponde al deseo sexual que se despierta al frotar áreas genitales o alguna zona en donde se despierta el apetito sexual -rodillas, como en este caso -, y el segundo, es el deseo sexual por cierta parte del Cuerpo Humano o bien que al estimularse este despierte también deseo sexual. Como dirían muchos: una imagen vale más que mil palabras.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

México: muertes después de vacunación contra COVID-19.

Tal vez el lado más obscuro y terrible de esta Pandemia es ahora el reporte …

Deja una respuesta