Salvador Dalí. «Penya segat».

Realizada en 1926 «Penya segat», también conocida como «Mujer sentada sobre las rocas», es una de las Obras más magnificentes en la temprana etapa del Surrealismo Daliano, es una espléndida muestra del trabajo naturalista del Maestro, en que la monumental arquitectura de las rocas sedujo al Pintor la forma principal, un maravilloso acantilado costero, presumiblemente el Cabo Norfeu, en la sempiterna costa de Cadaqués, cerca del Puerto de Rosas, es manifiesto como si fuese retratado dado el impresionante juego de luces y sombras (ver la impresionante diagonal que casi «atraviesa» a la roca), relieves y hendiduras, de color café claro, cuya parte superior derecha se continúa con otra estructura pétrea la cual  permite el cruce de sombras y luces lo que le da un atractivo muy particular, en la parte superior izquierda, se observa un claridad muy marcada que se encuentra con el tenue azul celeste y un cúmulo de nubes, apenas se llega a divisar parte del horizonte y el agua costera juega con la dualidad de los tonos azules, más claro hacia la izquierda más obscuro en el centro y parte derecha. En la parte inferior del cuadro se encuentra una superficie rocosa en cuyo extremo izquierdo se encuentra sentada una mujer de cabello corto y aparentemente desnuda, de perfil observando la continuidad de la playa.
Esta Obra, que representa el entorno natural en donde se desarrollo El Pintor, a mi parecer, esta llena de nostalgia, de admiración por la tierra que vio nacer al Maestro, sale sobrando decir que es sumamente interesante ya que muestra el EXCELENTE manejo del juego luz-sombra de un incipiente Dalí ya adentrado en su totalidad en el ámbito Surrealista. Oleo sobre tabla. 26 cms X 40 cms. Colección Marianna Minota de Galloti. Milán, Italia.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Salvador Dalí. «Rostro de hormigas».

Creada entre los años 1930-1935, esta pintura manifiesta una serie de vivencias que le sucedieron …