Séptima escultura.

Dentro del mundo de lo Abstracto, Anthony Caro creo esta singular escultura constituida por láminas y pequeñas vigas de acero. Aun en su concepto de abstracción, el escultor envía un mensaje bien importante y totalmente intencionado al observador el cual discutiremos posteriormente. En relación al trabajo encontramos 3 láminas pintadas de color verde en cuyo borde inferior se encuentra una pequeña base que permite que las estructuras se puedan colocar en una superficie, encontramos en  primer lugar una lámina de tamaño medio directamente relacionada con la lámina principal, mayor, de disposición central, ambas se encuentra unidas con una pequeña viga de color azul, localizada casi en la parte media de la primera y en el extremo inferior de la más grande, ésta a su vez esta en íntima relación con otra, colocada en su borde superior, se encuentra en contacto con esta por medio de otra viga de color café un poco más grande que le otorga una inclinación bien definida.
En su abstracción, el concepto escultórico manda un mensaje directo a la capacidad psicológica del observador, DESDE MI PARTICULAR PUNTO DE VISTA considero que la lámina primera concibe la Existencia Humana en su primera etapa, la Infancia y la Juventud, la lámina grande, la Vida Adulta, la viga azul significa la unión íntima entre estos periodos vitales así como las experiencias que conllevan al proceso de maduración humana. La última lámina representa la Vejez con una declinación de la Vida representada por la viga café que inclina a la estructura hacia abajo. Podré estar equivocado pero ese es el significado que encuentro al trabajo del escultor. Una obra aparentemente sencilla pero con gran contenido simbólico.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Andy Warhol: «Reja de 23 coca-colas plateadas».

He discutido con muchas personas, incluso mi familia, si esto es Arte. Algunos dirán que …