Reflexiones personales sobre Adolf Hitler.

Millones de frases, comentarios, libros y demás se han escrito acerca de éste enigmático hombre cuyo pensamiento y actitudes todavía prevalecen en sectores bien conocidos, bien identificados de nuestra sociedad actual. Creo que es momento de expresar mis puntos de vista sobre Adolf Hitler. Este hombre, a mi PARTICULAR PUNTO DE VISTA, guarda una personalidad tan intrigante, obscura y enigmática como la del propio Cristo, si, aunque suene descabellado, la Historia, aquella que inventan los hombres para su beneplácito, intereses y comodidades, NO NOS HA DADO A CONOCER la verdadera actitud, motivos y esperanzas de ambos individuos de excepción. Si bien Hitler fue un títere, un simple juguete de los obscuros y no bien entendidos móviles de esa extraña secta conocida como La Sociedad de Thule, no podemos negar su aferrado pangermanismo y su obsesiva admiración por aquel pasado que se pierde en la noche de los tiempos concerniente al pueblo ario, la vagina gentium de la que tanto habló el ilustrísimo Maestro Julius Evola.
Aferrado a un pasado inmediato totalmente devastador para su pueblo después de la I Guerra Mundial, el que sería El Führer supo canalizar ese desencanto y depresión de los alemanes para obtener un ascenso vertiginoso que lo llevaría a ser aquel Mesías Imperial, el tan mencionado y esperado Emperador Dormido que debería ser despertado para llevar a su pueblo hacia la gloria y reivindicación en un imperio que duraría 1,000 años; si su extraño desempeño pero a la vez excepcional inteligencia para el desarrollo de grandes batallas tanto por tierra, mar y aire lo llevaron a la perdida final en el Sitio de Stalingrado esto no desmerece en nada su brillante inteligencia para comandar a un ejército que estuvo a punto de dominar toda Europa y, en su momento, al Mundo entero. Es chocante que «estudiosos racionalistas» del Hitlerismo quieran ver locura, paranoia e insensatez en cada una de las acciones del mismo. Nada de eso. El austriaco, mas que un demente, fue un muy inteligente, excepcional devorador de libros encontrandose las religiones orientales, los filósofos chinos, las obras de Dante, Petrarca, Goethe y muchos más entre sus favoritos, fue un enorme estratega a la manera de Alejandro Magno o Napoleón y un pertinaz defensor de los derechos de los animales -en contraparte a su más que evidente desprecio por otras razas humanas-.
Una mente más que compleja pretendía conducir a Hitler a la conquista del Mundo, Es una obligación mencionar que aquella visión hollywoodense de los yankees, obviamente considerados como «los buenos» derrotando a «los malos» (los nazis) formo parte de una estrategia cuya verdadera intención oculta, silenciada estaba dirigida a concentrar la mayor parte de científicos nazis llevándolos hacia territorio estadounidense para que trabajaran con su nueva patria y alcanzar un desarrollo en los distintos campos de la Ciencia que los pusiera a la par, o más aún, en ese trance histórico, de los ahora «malévolos comunistas»………

Acerca R.A.L.P.

Ver también

El personal de Salud en México. 13 de Septiembre del 2020.

¿Qué ha sucedido con el personal de Salud en este país a 6 meses de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *