URIAH HEEP «DEMONS AND WIZARDS» (1972).

Uriah Heep llegó a la cumbre de su creatividad con éste, su 4 álbumn, considerandose para ése entonces, como uno de los grupos más importantes en el mundo del Rock en la década de los 70´s. El quinteto se desarrolló a través del tiempo para que fuese considerado en la actualidad como uno de los precursores del Prog-Metal por lo que se pudíese integrar, en su momento, dentro del terreno del Rock Progresivo. Para éste entonces, el grupo sustento sus días de gloria en una excelente, potente sección rítmica, poderosa y precisa, una magnífica guitarra eléctrica, un estupendo trabajo en los teclados -sintetizadores y mellotrón incluidos- y, sobre todo, en la magistral, soberbia, única voz de David Byron el cual falleció tempranamente a consecuencias de complicaciones del alcoholismo crónico (Cirrosis Hepática Alcoholico Nutricional). Uriah Heep solidificó su base estructural en la gran creatividad, virtuosismo y buena ejecución de sus integrantes, creando una música magnífica.

En esta etapa, el quinteto se constituyó por Ken Hensley (piano eléctrico, acústico, sintetizador, mellotrón, guitarra acústica, eléctrica y voz adicional), Mick Box (guitarra acústica, eléctrica y voz adicional), el nuevo bajista, proveniente de la banda de Jazz-Blues Rock ingles Keef Hartley Band, Gary Thain (bajo eléctrico y voz adicional) y Lee Kerslake (batería, percusiones y voz), también nuevo integrante del grupo. La música que constituye éste álbum es maravillosa, por algún momento melancólica y triste, por otro, llena de vitalidad y energía, manifiesta la enorme capacidad estética de un grupo de grandes intérpretes en sus respectivos instrumentos. Es una vorágine de magnificiencia sonora, tanto instrumental como vocal, perfectamente elaborada en todos los sentidos, con toda honestidad podemos decir algo: ningún track es mejor que otro. Música de alto nivel.

´The Wizard´es el inicio de un hermoso viaje a través de notas musicales y bellos pensamientos hechos letras, inicia con acordes de guitarra acústica, pristínos, excelentemente ejecutados por Hensley, la voz de Byron es brillante, dando un toque de gran sentimiento al momento de la interpretación, la entrada del grupo es remarcable, destacándose el trabajo del nuevo bajista, Gary Thain, llenado huecos de una manera perfecta, la utilización del Hammond por Hensley otorga robustez a la pieza. La gran energía de la banda nos transporta hacia sentires y pensamientos que aún prevalecen en el humano (evitar el dolor en el mundo, la libertad de todos los pueblos, etc). Este track es todo un símbolo en la carrera del grupo.´Traveller in time´, es también un hermoso pasaje en el que brilla enormemente la voz de Byron, acompañada por unos acordes distorsionados por el wah-wah de la eléctrica de Box. Es una fina estructura en la que el grupo destaca por su cohesión y pulcritud interpretativa. ´Easy livin´, es una de las piezas más conocidas del quinteto, un rock cuya base estructural está dada por los acordes de Hammond y los respectivos de Box en la guitarra, los coros destacan por sus armoniosas vocalizaciones.´Poet´s justice´es uno de los cortes mejor elaborados del disco, en él encontramos un loable trabajo percusivo de Kerslake así como un tremendo bajeo por parte de Gary Thain, unos magníficos coros y una espléndida letra, el grupo se escucha como una sólida unidad de hacer buen rock, la guitarra eléctrica luce con arpegios bien estructurados aunque en una modesta escala. ´Circle of hands´, es una deslumbrante muestra del trabajo grupal en donde el binomio bajo-batería destacan particularmente, el preludio dado por los acordes de Hammond, otorga al track un aire de soberbia belleza y solemnidad, la voz de Byron es excepcionalmente magistral dando a la vez una aire de melancolía y sublíme tristeza, la escala de acordes de Hensley en su Hammond, los coros y los arpegios de guitarra eléctrica en un solo por Box son fenomenales. Una verdadera obra de arte y tal vez la mejor y más elaborada pieza el disco.´Rainbow demon´, es una pieza con un claro toque oriental, de corte netamente hard en el que la guitarra eléctrica y el órgano conllevan la estructura de la melodía. Se encuentra rodeada por un aire misterioso, obscuro en la interpretación de la misma, las percusiones de Kerslake, especificamente el gong, reafirman la directriz oriental de la melodía y en sí, bajo ésta amalgama musical, no es casualidad el título del track. ´All my life´es un Hard-Rock, alegre, vital, bien interpretado en el que ambas guitarras, tanto la de Hensley como la de Box, realizan una excelente dupla. Byron realza su gran voz utilizando su gran versatilidad vocal así como su habilidad interpretativa. Desconozco si saldría como single. Finalmente nos encontramos con una hermosa mini-suite titulada ´Paradise/ The Spell´, pristínos acordes de guitarra acústica dan inicio al track así como una sección rítmica magnífica, en la que destacan los excelentes acordes de Thain, llenando impresionantemente los huecos melódicos, por un momento nos transportan , junto con la voz de Byron, hacia pasajes etéreos, exquisitos, llenos de atmósferas sublimes, los acordes de piano junto con la voz agregada de Hensley -por momentos alterna las vocalizaciones con Byron- son de gran calidad, aunado el trabajo coral de los demás miembros del grupo. Un espléndido final para un excelso disco.

Esta producción es una obra que debe ser revalorada en su totalidad como uno de los trabajos más importantes de la década de los 70´s, pero no por aquellos que les gusta «…..estar a la moda…..» o por pseudoconocedores o pseudocríticos que no tienen la capacidad de apreciar un trabajo realizado en tiempo pretérito, «…..es un disco viejito….», dicen.

Joya en toda la extensión de la palabra.

 

 

Acerca R.A.L.P.

Ver también

IAN WALLACE. «HAPPINESS (WITH MINIMAL SIDE EFFECTS). (2003).

Hablar de Ian Wallace es hacer una referencia obligada a uno de los más destacados …