Representación en Jade Antiguo de un oso de la Cultura Hongshan.

A primera vista, da la impresión que se trata de un sapo pero no, es un oso esculpido en Jade muy antiguo correspondiente a la Cultura Hongshan. El animal en cuestión es de una complexión robusta, se halla descansando en sus Patas traseras, la Cabeza es redonda, los rasgos anatómicos de la misma son sencillos pero dan la forma deseada por el escultor, destacan las Orejas levantadas y discretamente grandes.

Seguramente se trata de un Oso Panda, el animal más tradicional de esta cultura.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Sapo en Bronce Antiguo de la Dinastía Ming.

Trabajado en forma rudimentaria, esta representación de un sapo se corresponde con la famosa Dinastía …