Mujeres y perro.

Usando materiales diversos como madera, argamasa o yeso, plástico, polímero sintético y sobre todo, diversos objetos. Marisol, una escultora modernista de origen venezolano residente de los Estados Unidos cuyas mayores influencias se encuentran en Hans Hoffmann y en el Arte Pre-Colombino y Mexicano, ha creado un singular tipo de Arte Escultórico en el que combina elementos Surrealistas y del Arte Pop como lo muestra este magnífico grupo de 5 esculturas, figuras de tamaño normal, que muestra cual es la vida en los Estados Unidos durante la época de los años 60´s.
Las figuras se encuentran vestidas con atuendos muy semejantes a los reales que serán descritos a continuación: partiendo de izquierda a derecha, encontramos a un perro constituido por patas de madera, cuerpo del mismo material, semejando un cajón, una aparente parte superior torácica también del mismo material, cola de plástico y, finalmente, una cabeza REAL, NATURAL, presumiblemente diisecada o bien elaborada con argamasa, con un collar al cuello que se continúa con una cadena hacia la mano derecha de una escultura de forma femenina, piernas y pies de madera, estos con supuestos zapatos, una falda de dibujos geométricos blanco/negro, combinados, un saco y suéter debajo de color amarillo, vestimentas aparentemente también de madera, un cuello idem y mano derecha que sostiene un bolso bicolor y cara trifásica al parecer de polímero, sostenida por un respaldo en madera y un sombrero también de madera de colo negro, la segunda figura, también femenina, muestra piernas del mismo material pero solo la derecha posee zapato, el cuerpo también es de ese material y la falda  esta pintada y va sostenida a la cintura siendo de colo verde, la blusa rosada, los senos, demasiado bajos, de polímero y la cabeza una forma semicircular en cuyo centro se encuentra una fotografía de la cara de Marisol desproporcionada en relación a la cabeza estilizada, la tercera escultura, también sostenida en 2 piernas de madera pero ahora sin zapatos. se manifiesta como un cuerpo rectangular del mismo material pintado con falda, blusa de encajes circulares blancos y un saco, ahora la cabeza muestra 4 caras mirando hacia distintas direcciones, tocadas por un sombrero de base café y copa blanca, su mano izquierda toca lo que parece ser el hombro de una niña, con 2 piernas, descalza su cuerpo es un cajón de madera, vestido blanco de rayas horizontales con moño al frente, manos entrecruzadas y una cara morena con cabello circular y sobre el pelo un moño de colo rosado. Las figuras parecen estar a la moda de esos años y muestra como era la vestimenta de la época. En resumen, un grupo de elementos escultóricos acordes al momento histórico vivido.
COMENTARIO
Tal vez la escultora creyó pertinente mostrar como era la vida en esa época en las grandes urbes norteamericanas, quizás haciendo énfasis en New York. Me llama la atención que conforme se van observando las esculturas de derecha a izquierda, se van perdiendo progresivamente los zapatos como si se tratase de algún simbolismo, los multi – rostros parecen significar querer abarcar todos los horizontes, tratar de ver todo y quizás sea comprensible en las enormes metrópolis. En conclusión, un trabajo innovador, retante para el psiquismo del observador, inteligente, de esta excelente escultora de raíces latinoamericanas.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Andy Warhol: «Reja de 23 coca-colas plateadas».

He discutido con muchas personas, incluso mi familia, si esto es Arte. Algunos dirán que …