Mis reflexiones sobre la Zona del Silencio.

Hace más de 30 años estuve en la Zona del Silencio y en su momento, realizamos un sinfín de investigaciones. Recopilamos testimonios de los escasos habitantes del lugar sobre presencia de extraños fenómenos electromagnéticos -corroborados por nosotros-, supuesta presencia de No Identificados así como de intrigantes formas humanoides. Obtuvimos una gran cantidad de formas vivientes como insectos, reptiles, quelonios así como plantas, raíces, piedras y demás. Una vez analizados los videos así como todas las muestras en los respectivos laboratorios pudimos constatar que en algunas plantas se había manifestado algunas mutaciones a partir de su estructura íntima más no en las distintas clases de animales, no hubo cambios en el ADN de estos. No se hicieron presentes radiaciones anómalas.

En cuanto a los fenómenos celestes observados no fueron diferentes a los encontrados en otras zonas del planeta como Perm en los Urales, Salta y Victoria en Argentina, Hubei en China y otros. Creo que la Zona del Silencio en México es un lugar en donde se hallan fenómenos todavía no explicados por la llamada «Ciencia Oficial» sin embargo se ha considerado-ERRONEAMENTE- una zona de contacto con supuestos alienígenas, lugar de reunión de grupos sectarios y sobre todo, de sensacionalistas en busca de aventuras. Por cierto, nuestras investigaciones NUNCA fueron consideradas en México solo en el extranjero.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Percy Fawcett y los críptidos amazónicos.

Hace muchos años, un explorador británico llamado Percival Fawcett se dedico a la búsqueda de …