RIUS. «Publicidad, televisión y otras porquerías». Editorial Posada. México. D.F. 1991.

Gracias a la notable estupidez de nuestras «autoridades», el pseudosecretario de Educación Pública, un  tipo apellidado Lujambio, dijo el 17 de marzo del año en curso, que una de las formas de abatir el analfabetismo es ¡¡¡viendo telenovelas!!!! (¿¿¿¿???). ¡No se podía esperar más de estos «notabilísimos» especímenes!. Este flamante personaje es uno de los candidatos del actual presidente de México para que lo sustituya en los próximos 6 años. Sí Kafka viviése, éste sujeto sería uno de sus personajes obligados en sus extraordinarios escritos.

A diferencia, el Maestro Eduardo del Rió (RIUS), es un notabilísimo personaje dentro de la cultura de nuestro país. Escritor, caricaturista, conferencista, icono de la Cultura Popular de nuestro país, etc, etc, ha retratado fielmente en sus revistas y libros la realidad mexicana de forma extraordinariamente chusca pero, valga aquí la redundancia, REAL. Flavio Josefo, Chon, Don Ruco, Nopalzin, Chona, El Profe, Caltzonzin, Juan Chaquiras, son personajes comúnes en las sátiras del escritor en éste caso, tomando como referencias la publicidad y las televisoras, amén de otras condicionantes como la falta de Cultura de nuestro pueblo y su manipulación. Con textos sumamente ingeniosos, dibujos geniales y entornos chuscos, RIUS nos ofrece toda la gama de situaciones que intervienen en este fenómeno cada vez más arraigado en nuestra sociedad como es el Consumismo y la Manipulación de Masas gracias a las estrategias de la Psicologìa orientada hacia ése rubro.

Una obra amena, excelente, ampliamente recomendada para el tal Lujambio.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Reflexiones sobre una vacunación imposible.

Este país cuenta con cerca de 127 millones de habitantes. Muchos convergiendo en las grandes …

Deja una respuesta