Xenicibis.

El Xenicibis fue un extraña ave prehistórica totalmente fuera de lo común. Vivió hace cerca de 10,000 años y utilizaba los huesos de sus alas para atacar o defenderse ya que eran cortos semejantes a mazos. Paleontólogos de la Universidad de Yale y del Instituto Smithsoniano de USA, descubrieron, en 2011, que las alas del ave estaban compuestas por huesos de considerable grosor, en especial en la zona de fusión de la muñeca y los nudillos presentando una extraña curvatura semejante a un plátano. Algunos investigadores, como Nicholas Longrich, pensaban que se trataba de una deformidad, sin embargo, al estudiar detenidamente los huesos, se llegó a la conclusión que mostraban fracturas y ciertas lesiones, lo que orientó a que, posiblemente, eran usados como armas especializadas.

Según los expertos, el ave utilizaba los huesos de sus alas como puños mientras que sus articulaciones eran semejantes a bisagras lo que otorgaban fuertes golpes a sus enemigos. Este animal era semejante a una gallina de gran tamaño y sus restos, hasta la fecha se han encontrado solo en Jamaica. Todavía nos falta mucho por conocer de nuestro prehistórico pasado.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los jesuitas y La Ciencia.

Independientemente de ser considerada tal vez la orden religiosa más influyente dentro del Catolicismo, los …