Salvador Dalí. «Galatea de las esferas».

Si nos referimos brevemente a la Mitología Griega, Galatea fue una nereida de Sicilia de la que se enamoró apasionadamente el cíclope Polifemo. Pasarían cientos de años, para que este nombre fuera utilizado por el Maestro para plasmar sus ideas y sueños en una de sus obras pictóricas más simbólicas. Dalí tenían un interesante pensamiento: Dios es una idea demasiado elusiva, para él, imposible de hacerse concreta. Consideraba que el  término «Dios» podría ser esa sustancia, hasta cierto punto mágica, alquímica, etérea, que tanto se empeñaban en buscar esos extraños investigadores llamados físicos nucleares.
 
En esta magnífica obra, El Genio imaginó que tanto átomos como protones, neutrones, electrones y demás partículas constituían elementos angelicales, celestiales y que de acuerdo a sus sueños, se le presentaban en la forma del Inmenso Rafael o de San Juan de la Cruz. Todas estas estructuras que parecen partir desde el fondo de lo que trata de ser la boca de su musa, se desplazan en diferentes direcciones, ya sea formando su rostro, el cabello o la parte superior del torso, como si estuviesen en constante movimiento, como todo lo que sucede en el Universo. Aparentemente la textura de las estructuras -llamemoslas esferas- es firme, aunque existe cierta transparencia en algunas, principalmente las exteriores, netamente cristalinas ya que poseen zonas de ruptura. El fondo es azul en la parte superior del cuadro, desvaneciéndose paulatinamente al llegar a la parte inferior del mismo Paralelas al hombro izquierdo de la musa, observamos síntomas -o estructuras- rinocerónticos así como en el cabello y las cejas. Esta excelsa Obra es una manifestación de la etapa Mística-Nuclear del autor.
 
De hecho, debemos de entender que toda esta confluencia de estructuras esféricas-movimiento- y finalmente, forma, es la manifiesta esencia de La Naturaleza. Gala, para finalizar, muestra su rostro lánguido, hasta cierto punto melancólico, con su mirada dirigida hacia abajo.
 
Oleo sobre lienzo. 65cms X 24 cms. Colección Privada. New York. Realizada en 1952.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Salvador Dalí. «Rostro de hormigas».

Creada entre los años 1930-1935, esta pintura manifiesta una serie de vivencias que le sucedieron …