Planeta rocoso: Kepler-10b.

Fue en el año 2011 que la NASA, gracias a la utilización del telescopio espacial Kepler, descubrió el primer planeta rocoso de la Historia de la Astronomía el cual es 14 veces el tamaño de la Tierra y 4.6 veces su masa. Esta considerado como el Exoplaneta más pequeño descubierto hasta ahora fuera de nuestro Sistema Solar y el método por el cual fue descubierto fue por «tránsito».

Se encuentra localizado en la Constelación de Draco y tiene aproximadamente el mismo tamaño que nuestro Sol. Dada su temperatura habitual, se considera que rápidamente en su superficie se puede derretir el Oro. Este 2018 nos depara grandes sorpresas en la búsqueda y descubrimiento de nuevos Exoplanetas.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los jesuitas y La Ciencia.

Independientemente de ser considerada tal vez la orden religiosa más influyente dentro del Catolicismo, los …