México: Detenidos – Desaparecidos. (D D).

Hace ya algunos ayeres y como consecuencia de la mal llamada Guerra Fría o Guerra Sucia, confrontación entre el Este y el Oeste, la cual, por cierto, NUNCA HA DESAPARECIDO, numerosos países se vieron enfrentados a una problemática tremenda: la detención y virtual desaparición de sus ciudadanos. Con el consabido pretexto del «marxismo», «comunismo», «subversión» o cualquier otro estúpido término, el aparato represor del Estado conllevo esta malévola actividad para diezmar a la población principalmente joven en la que veía como el «enemigo potencial» para sus corruptas y sucias maniobras económico-sociales. Este país no fue – no es – la excepción. Recordemos las sombrías actuaciones de Gutierrez Barrios, Echeverría, Gral. Marcelino García Barragán, Salinas de Gortari, Zorrlilla, Zedillo, Nazar Haro, sucios normbres de gobiernos anteriores y ahora las maquiavélicas maniobras encaminadas desde Los Pinos para silenciar a jovenes y personas «estorbosas» para el Sistema. Desde Calderón hasta Peña Nieto, el número de Detenidos – Desaparecidos es enorme.

Existe una gran cantidad de individuos que han sufrido esta tremenda experiencia Y NO SE TIENE UN CONTEO REAL DE ESTE HECHO ya que desde el gobierno del alcohólico Felipe Calderón se «maquillaron» cifras para no enfrentar el REAL problema en que se constituyó éste gravísimo fenómeno. Fosas clandestinas en todo el país desde Baja California hasta Yucatán, de Guerrero a Veracruz, de Norte a Sur, de Este a Oeste tapizan el territorio mexicano, madres desesperadas llevando fotografías de sus seres queridos caminan como zombies en las interminables marchas por todo México, retratos de personas pegados en paredes, postes, ventanas se encuentran en todos los espacios nacionales. La Marina, El Ejército, los grupos paramilitares que asolan a las comunidades trabajan y hacen «la limpieza» sin importar de quién se trate. ¿Como es posible que el pueblo se encuentre inerme ante esta situación?. El Gobierno dio una «gran lección» al desaparecer a los Grupos de Autodefensa en Michoacán y encarcelar a Mireles por delitos que NUNCA COMETIO, ahora los corruptos narcopolíticos se encargan del control de las drogas, tráfico de personas y de bienes naturales y una muy supuesta «seguridad para la población» asolada.

Este fenómeno, propio de dictaduras sudamericanas, se encuentra arraigado ya en esta nación. Sin pensar mucho y si se quiere, sin reflexionar de lo que se esta viviendo, ES VERDADERAMENTE MACABRO OBSERVAR COMO LA GENTE FESTEJA LOS DIAS DE MUERTOS COMIENDO Y EMBRIAGANDOSE MIENTRAS OTROS LUCHAN INFATIGABLE Y DESESPERADAMENTE POR ENCONTRAR A SUS SERES QUERIDOS, DESAFORTUNADAMENTE DESAPARECIDOS.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Andrés Manuel Lopez Obrador: el cobarde y manipulador.

Históricamente, los países grandes en el sentido de su presencia internacional, y lo más importante, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *