Megalitos en Amazonia.

Cuando recibí los primeros reportes de la existencia de estructuras semejantes a megalitos en la lluviosa región amazónica de Amapá fui muy escéptico, dado que en ése entonces estaba la gran controversia sobre la posibilidad de enormes pirámides encontradas en Bosnia, sin embargo, al llegarme los reportes de 2 investigadores del Sur del Brasil, Joao Darcy Moura Saldanha y Mariana Petry Cabral del Instituto de Investigaciones Científicas del Estado de Amapá mi punto de vista y consideraciones cambiaron por completo. Tenía referencias que desde el siglo XIX, el suizo Emilio Goeldi, realizó una expedición por el Río Cunani y encontró grandes bloques de roca los cuales parecían apuntar hacia el cielo en ése mismo estado brasileño, después tanto en 1920 como en 1950, sendas expediciones encontraron estructuras enormes de piedra en otras zonas del Sur del Brasil así como cerámicas.

Fue hasta el año 2005-2006 en que Joao Darcy como Mariana Petry se adentraron en el estudio y clasificación de datos de los cerca de 200 sitios prehistóricos que guarda el Estado de Amapá así como los 30 lugares con estructuras supuestamente megalíticas. Estas se hallan de un peso aproximado de más de 4 toneladas y 2.5. mts. de altura, el sitio de Rego Grande, con sus impresionantes megalitos fue datado de acuerdo a las mediciones del radiocarbono 14 con fechas de cerca 700 a 1000 años A. de C.. Las estructuras se consideran como sitios de observación astronómicos, principalmente a las correspondientes al Solsticio de Invierno ya que existe un monolito el cual parece estar alineado a la trayectoria del sol ese día, ya que al nacer el sol aparece éste en la cima de la roca y al pasar el tiempo va descendiendo hasta desaparecer en la base de la misma, coincidiendo con la temporada lluviosa de la selva amazonica, Existen otras formaciones, una de las cuales presenta 2 bloques de granito, uno de ellos presenta un agujero hecho por manos humanas en el que presumiblemente se pueden observar los movimientos de los astros, de hecho, la inclinación de los grandes bloques rocosos muestran una angulación que no es producto de la erosión natural sino que fue pensada por los antiguos constructores de los mismos.

El arqueólogo portugués Manoel Calado no guarda ninguna duda de que las estructuras son megalíticas y tenían funciones de antiguos observatorios astronómicos de fenómenos celestiales simples y de carácter cíclico como los equinoccios y solsticios, el portugués esta convencido de que este fenómeno sirvió para que los antiguos pobladores de la región se asentaran, dejaran atrás las migraciones e iniciaran el proceso de desarrollo de la Agricultura. Mi pregunta es ¿que antiguos pobladores erigieron estas enormes estructuras?, ¿realmente eran para observar los ciclos del cielo o tenían otra finalidad?. ¿cuantos más sitios existen en América con las mismas características?.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Pömmelte: el Stonehenge germano.

Descubierto mediante fotografías aéreas en 1991, este enorme asentamiento arqueológico parecido a Stonehenge, ha sido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *