Marius Alexander. «El Enigma de las Desapariciones». Colección Fontana Fantástica. Edt. Martínez Roca. Barcelona. España. 1981. (2a Parte).

…….4 días después de la desaparición de Rivalino, un hombre en Duas Pantas, Brasil, también corrió la misma suerte ante la presencia de sus familiares al encontrarse de frente con 2 objetos aparentemente en forma de globo los cuales emitieron una nube de polvo «absorbiendolo» totalmente. Un hecho muy extraño ocurrió el 20 de Mayo de 1950 cuando una mujer francesa se topo con unas 2 aparentes, enormes «manos negras» las cuales le sujetaron, arrastrándola y dejándola. Richard Cowen y su familia fueron desaparecidos después de que una extraña luz fue vista encima de su casa el I de Septiembre de 1974 en USA. Refiriéndonos nuevamente a las nubes extrañas, en 1941, 3 alpinistas suizos al abordar una ladera fueron seguidos por una aparente «nube» y se los «tragó» literalmente. Jamás se volvió a saber de ellos.

El 22/3/1870, el capitán F. W. Banner del buque «Lady of the Lake», observó una extraña nube que se desplazaba en contra del viento, era de forma circular, con un semicírculo dividido en 4 partes. Se encontraba a muy baja altura. Este hecho fue publicado por el prestigioso Journal of The Royal Meteorological Society. Curiosamente, en la historia del pueblo hebreo, es frecuente leer acerca de extrañas nubes que realizan muy diversas tareas: transportan a Elohim, bajan ángeles, suben personas, transportan animales, etc, etc. Existen otras nubes formadas de sustancias parecidas al algodón o que provocan efectos paralizantes como el caso ocurrido a 2 mujeres australianas en 1957. Debemos de recordar el Caso Gallipoli, Turquía, que el autor mención en un inicio de este libro. La prestigiosa revista británica Flying Sauicer Review, dirigida por el honorable intelectual ya desaparecido Gordon Creighton en 1967, menciona el caso de un hombre bajito, de barba, sombrero y con bastón que fue «absorbido» por una extraña nube ante la presencia de varios niños, hecho ocurrido en Studham, Inglaterra.

En el Cono Sur, se hace mención al controvertido caso del matrimonio Vidal el cual se encontraba viajando por carreteras gauchas, de pronto se encontró con una extraña nube apareciendo un poco después en territorio mexicano. El  Sr. León Eveillé sufrió unas consecuencias funestas al enfrentarse a un fenómeno aparentemente desconocido: fue encontrado calcinado así como su carro prácticamente hecho chatarra ya que se considero que estuvo bajo la acción térmica ¡mayor a los 4,000 G.C !. La causa aparente fue una extraña nube la cual según testigos presenciales, persiguió su carro por algunos minutos. Alexander, a estas alturas de su libro, comenta el interesantísimo caso del Dr. Morris K. Jessup. Como todos sabemos este prestigiado científico fue hallado muerto el 20 de Abril de 1959 en Dade Country Park, USA por un aparente «suicidio» (las llamadas «autoridades» yankees son especialistas en crear estos «lamentables suicidios» en individuos peligrosos para sus intereses). Jessup había publicado en 1955 un perturbador libro llamado «The Case for the Ufo» en donde, entre otras cosas, tuvo una inquietante comunicación epistolar con un tipo llamado Carlos Miguel Allende, Jessup estaba muy interesado en la Teoría del Campo Unificado de Albert Eistein y, curiosamente, Allende había sido testigo de lo que hoy se conoce mundialmente como «Experimento Filadelfia».

Según éste, el Dr. Franklin Reno había logrado hacer invisible y teletransportar un  buque con su tripulación de Filadelfia a Virginia, información que provocó grandes incidentes dentro de la Marina estadounidense que se vio en la necesidad de invitar al Dr. Jessup a una «amable» entrevista, posteriormente el investigador fue encontrado muerto. Existen múltiples casos de investigadores serios «suicidados» como el caso del Dr……

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Andrés Manuel Lopez Obrador: el cobarde y manipulador.

Históricamente, los países grandes en el sentido de su presencia internacional, y lo más importante, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *