LE ORME «AD GLORIAM» (1969).

Resulta  por demás evidente que el Progresivo Temprano o Proto-Progresivo, como también lo llaman algunos, se desarrolla por la amalgama de diversas formas musicales, llámense géneros o sub-géneros (Blues, Jazz, Psicodélico, Folk, etc, etc), formas que nos pueden regalar un muy variado mosaico de matices sumamente interesantes, como es el caso de éste trabajo. «Las Huellas» (Le Orme) nació por inquietud de 5 músicos originarios de Marghena (Venecia) en el año de 1966, interpretando en un inicio una mezcla de Pop y Psicodélico sin muy buena aceptación por parte tanto de fans como de críticos. Con cambios en su alineación original y una atinada producción, presentaron su primer trabajo, llamado «Ad Gloriam» el cual se constituye en una muestra muy fehaciente de lo que es el Progresivo Temprano en la península itálica, en un grupo que a la postre sería considerado como uno de los monstruos del Rock Progresivo de todos los tiempos. Aldo Tagliapietra (voz principal, guitarra acústica, flauta y celeste), Nino Smeraldi (guitarra acústica y eléctrica), Claudio Galieti (bajo eléctrico, cello y voz adicional), Toni Pagliuca (piano acústico, eléctrico, órgano Hammond y harpiscord) y Michi DeiRossi (batería, bongós, percusiones y timbal) son los integrantes de ésta agrupación en la cual Pagliuca sería el nuevo elemento mientras que DeiRossi sustituiría a Marino Rebeschini en las percusiones. Com dato curioso y a la vez importante, podemos decir que la portada del disco original es sumamente psicodélica, con mucho colorido y las caras de los musicos se encuentran entre The Beatles y The Union Gap. En sí, la música está manejada inteligentemente, una combinación de Pop, Psicodélico así como unas variantes clásicas, conformando la incipiente originalidad del grupo.

El track inicial ´Introduzione´, es precisamente eso: una sección rítmica persistente, sin modificaciones, guitarra eléctrica con acordes y arpegios que manejan el wah-wah, una discreta ambientación consistente en llamada telefónica que conlleva un breve diálogo, posteriormente, tenemos la pieza que da nombre al álbumn ´Ad Gloriam´, es muy interesante ya que nos presenta unos cantos tipo gregorianos que dan un acentuado marco litúrgico al track, mucha psicodelia en los acordes y arpegios de la guitarra eléctrica por parte de Smeraldi,  las voces tanto de Tagliapietra como de Galieti son buenas, en sí, es una aceoptable, fresca interpretación grupal.´Ogi verra´, inicia con ambientacion de sonidos de tormenta, que da paso a un excelente juego percusivo por DeiRossi en el timbal, la flauta dulce de Tagliapietra da una cierta reminisencia del naciente Jethro Tull. Espléndida.´Milano 1968´, es medida por el soberbio manejo de los teclados por parte de Pagliuca, muy melódica, sobresaliente ejecución de Galieti en el bajo, la voz de Tagliapietra está perfectamente integrada al plano melódico el cual nos dirige por instantes a un Jazz-Blues Fusion de encomiable calidad, posteriormente podemos escuchar una guitarra distorsionada con fuerte influencia psicodélica propia de los 60´s, búsqueda Espacio-Experimental por parte de Smeraldi, existen cambios marcados que nos dirigen esencialmente a Traffic y su magnificente ´Heaven is in your mind´, del álbumn «Mr Fantasy»; aquí se destacan tanto el contrapunteto del bajo de Galieti y la voz de Tagliapietra. A mi parecer la mejor pieza del álbumn (´I miei sogni´). ´Mita, mita´, se destaca por el excelente manejo del harpiscord y del cello, gracias a la intervención de Pagliuca, pieza breve pero muy bien interpretada. ´Fumo´, muestra importantes matices en el ámbito de los cambios lírico-melódicos, se continúa con la experimentación psicodélico-espacial por parte de Smeraldi, resalta la voz de Tagliapietra. Hallamos también una escala jazzística muy bien elaborada e interpretada. ´Senti l´estate´che torna´, es un inicio también de corte psicodélico, orientado indudablemente hacia el Pop, accesible, sin mayores pretensiones, con un buen manejo vocal tanto de Tagliapietra como de Galeti, a mi juicio, la pieza comercial del disco que muy bien pudo haber sido editada en sencillo. Tenemos a continuación un track semiacústico en el que resalta la ejecución de la flauta por parte de Tagliapietra y una voz infantil acompañada por el cello de Galieti (´Foiri di guglio´).´Non so restare solo´, es una fuerte influencia «beatle» en la que se orienta una combinación Pop-Psicodélico con marcada tendencia de la interpretación de la guitarra. ´Conclusione´, es un muy breve track en la que apreciamos un piano acústico muy a la «honky-tonk» junto con una guitarra fuertemente blusera, las vocales en perfecta armonía.

«Ad Gloriam», obviamente, no es el mejor trabajo de Le Orme, puesto que se constituye en su primer álbum, sin embargo nos deja un magnífico sabor de boca ya que nos muestra la forma por demás inteligente de manejar otros estilos musicales y conjuntarlos para dar orígen a un Progresivo Temprano que con el tiempo, se convertiría en uno de los más representativos de Europa y del Mundo.

Básico para entender la evolución de estos magnificos músicos italianos.

Adendum: Existen 2 excelentes versiones en CD: una sencilla -la que acabamos de comentar-, y otra con 2 CDs que incluye singles, rarezas y otros materiales adicionales  nunca antes editados.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

IAN WALLACE. «HAPPINESS (WITH MINIMAL SIDE EFFECTS). (2003).

Hablar de Ian Wallace es hacer una referencia obligada a uno de los más destacados …