La carne de perro y el sudeste asiático.

Es de todos conocido que en los países del sudeste asiático, principalmente Corea tanto del Norte como del Sur, China, Indonesia, Vietnam, Laos, etc, etc, se consuma carne de cánido en muy diversas formas, principalmente en sopa. A mediados de junio y en la primera quincena de agosto del 2009, periódo conocido como «Los Dias de Perro»; tan sólo en Corea del Sur de acuerdo a los informes de la Administración de Alimentos y Medicinas, se vendieron cerca de 100,000 toneladas de ésta carne a cerca de 6,000 restaurantes en el periódo de 1 año con la finalidad de elaborar la famosa «sopa de perro» que de acuerdo a los comensales es muy revitalizadora, tonifica el organismo y, sobre todo, potencializa (¿¿¿???) la sexualidad masculina. Cuando Corea del Sur fue seleccionada como anfitrión de los Juegos Olímpicos de 1988 y del Mundial de Futból en el 2002, la carne canina fue prohibida para no escandalizar a los turistas extranjeros aunque luego se siguió consumiendo en la misma cantidad, por otra parte, los médicos coreanos y chinos la continúan prescribiendo como un excelente medicamento para la hipertensión arterial, la manutención salutífera de las articulaciones, la coagulación sanguínea y la digestión, entre otras cosas.

Creo que debemos agregar lo siguiente: desde hace muchísimos años, la medicina tradicional asiática, especificamente la china ha utilizado para manejar los diversos padecimientros que aquejan a su enorme población, de sustancias no muy bien vistas por los ojos occidentales, un caso específico son los huesos triturados de tigre para mejorar la vitalidad sexual, esto ha traído como consecuencia que las poblaciones nativas de estos félidos en Bengala, Sumatra, Indonesia, e incluso, el portentoso tigre siberiano, hallan visto sus poblaciones diezmadas a docenas; lo mismo ha sucedido con el rinoceronte de Sumatra, cuyo cuerno molido también estimula la actividad sexual (la misma creencia comparten algunas poblaciones africanas y árabes). En ésta región de Asia, también contemplamos la ingesta de numerosos tipos de aves, insectos y sobre todo roedores que son cocinados en muy diversas formas. Hace alguno años, durante la crisis alimenticia de Corea del Norte, se mencionaba insistentemente el consumo de carne humana, principalmente la de niño, la cual es considerada como un plato exquisíto. Sin embargo, creo que lo más importante son las condiciones que prevalecen en los habitats de éstos animales: promiscuidad, hacinamiento, poca agua, alimentos de dudosa calidad y sobre todo mala higiene ¿el resultado?, enfermedades infecto-contagiosas, nuevas, de gran virulencia tales como el Sindrome Respiratorio Agudo Severo, Gripe Aviar, nuevos tipos de influenza, etc, etc. Nos faltan por ver muchas cosas, preparémonos para las enfermedades por venir.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los jesuitas y La Ciencia.

Independientemente de ser considerada tal vez la orden religiosa más influyente dentro del Catolicismo, los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *