JACK STARR´S GUARDIANS OF THE FLAME "UNDER A SAVAGE SKY" (2003)
Escrito por R.A.L.P.   
Viernes, 03 de Julio de 2009 20:42

Sí Jack Starr ( guitarra eléctrica, acústica y de 12 cuerdas), después de su incursión con Virgin Steele, no nos hubiera regalado éste trabajo, estaría perdido, ( hay que recordar que el nombre de éste nuevo grupo es el mismo de una de las melodías del último disco de su anterior ensamble). Su asociación con Joe Hasselvander (batería, percusiones y guitarra rítmica), Ned Meloni (bajo y doble bajo) y el extraordinario Shmoulik Avigal (vocales principales y adicionales), para formar ésta nueva agrupación, ha sido un verdadero acierto, con 56:04, "Guardians of the Flame", nos otorgan un trabajo compacto, robusto, muy bien logrado en donde se destacan la gran labor de Starr en las guitarras y sobre todo la extraordinaria voz de Avigal, la directriz es un Power Metal de gran consisitencia, el cual sus raíces las podemos encontrar en Rainbow, Black Sabbath en la era post-Dio y algunos escaparates de Judas Priest.

"Under a savage sky" principia con ´The flame that never dies´, una track que inicia con una intro que se corresponde a una parte de la obra ´Carmina Burana´, posteriormente, el grupo se deja llevar por la guitarra de Starr en una melodía de corte épico con fuerte influencia de Rainbow, en especial su guitarra, el trabajo de la seción rítmica es muy compacto, a los 2:38, arpegios del guitarrista de excelente hechura, ésta melodía se continúa con ´Conspiratos sanctos´, en la que la guitarra y la batería sobresalen por su trabajo conjunto, la incorporación de Avigal en la voz es excelente, dandole un toque de poderío y tonalidad muy buena, a los 3:14 nuevamente arpegios de la guitarra eléctrica y persistencia del ritmo pesado, consistente que define a la melodía.´Cry of dawn´, se desplaza en un discreto movimiento Speed por parte de Hasselvander en la batería, escuchamos una larga escala de arpegios muy bien logrados para que pasados los 4 minutos entre todo el grupo, destacandose el vocalista. ´Anthem for the nations´, es la primera pieza enteramente instrumental del disco, de corte épico, obviamente, aquí destaca el guitarrista con otra larga escala que a los 3:58 da entrada a un cambio hacia acordes de guitarra acústica, seguidos de un puente que a continuación nos lleva hacia la guitarra eléctrica con discretas disonanacias al final del track. ´Sharon of the woods´, se manifiesta por una fuerte influencia de Sabbath en su etapa con Martin, Avigal muestra su magnífica destreza vocal dando un toque discretamente dramático a la interpretación, nuevamente cabe destacar la labor de Starr que a los 4:26 nos regala un cambio melodioso acompañandose de Avigal. ´Under a savage sky´, canción título del disco, tiene la peculiaridad de semejarse mucho en su estructuración a la primera melodía, los arpegios de Starr no se hacen  esperar y la voz del cantante es de la mejor calidad, ´I stand alone´, para mi gusto, la mejor pieza del disco, da inicio con un preludio de la guitarra obscuro, melancólico por momentos, que precede a la entrada del grupo en especial la batería que sostiene un ritmo especial, sobresaliente, machachacante, diría yo, gran cooordinación de todo el grupo, y la voz del cantante es excelsa, dandole ése toqué epico tan  característico del disco, muy buena tonalidad y pristína ejecución vocal, a los 3:27 cambio con arpegios de fuerte influencia  Priest, los cuales se continúan con la base melódica y al final arpegios de guitarra .´Personal demons dethroned´, es un corte épico que recuerda nuevamente a los sacerdotes de Judas, guitarra y bateria sacudiendo el entorno, arpegios de Starr a los 2:19 que se continúan con un cambio en el cual la voz se hace por demás partícipe,´Masters of fate´, parte de un intro de guitarra eléctrica con ulterior incorporación de todo el grupo, corte épico, es interesante escuchar aquí armonías semejantes a las de Sabbath, que se continúan con el solo del guitarrista. ´Return from the ashes´, es la segunda pieza instrumental del CD que se constituye en acordes de eléctrica a una escala discreta con cierto aire melancólico

Como escuchamos y analizamos, éste disco es una orientación clara hacia el manejo de la guitarra por John Starr y la portentosa voz de Shmoulik Avigal - en definitiva, influenciado por Dio- , un disco que nos habla de fantasía y conceptos épicos. Realmente muy encomiable para los interesados en éste portentoso género musical, además una base poderosa musicalmente hablando lo sostiene, y eso es lo importante.

Sobremanera recomendable.

Última actualización el Domingo, 20 de Septiembre de 2015 00:47