Escultura Mesoamericana
Escrito por R.A.L.P.   
Jueves, 10 de Diciembre de 2009 20:07
Constituye una extraordinaria, real, muestra de creatividad a todos los niveles. Desde México hasta Colombia, Perú y otros países que han plasamado toda su inventiva para crear excelsas obras de arte. Podemos encontrar infinidad de ejemplos de éste inagotable tesoro artístico que enorgullece a nuestras naciones latinoamericanas. 
Recordemos, por mencionar sólo algunos ejemplos, las cabezas olmecas, los atlantes de Tula, las esculturas bochicas, incas, etc, etc.
Última actualización el Domingo, 30 de Diciembre de 2012 01:30
 



Jueves, 17 Diciembre 2015
Autor: R.A.L.P.

Esta es una variante por demás interesante de los característicos niños olmecas en posición sentada -regordetes, con cabeza piriforme y bien trabajados desde el punto de vista escultórico. En este trabajo observamos a un niño gateando, sus dimensiones corporales, a diferencia de la mayoría, se hallan proporcionadas a las correspondientes a un cuerpo normal, manifestando cierta delgadez, principalmente de las extremidades. Se encuentra apoyado sobre su mano izquierda y la derecha, aparentemente, se la lleva a la boca. Su cabeza sigue siendo piriforme con los mismos rasgos que los previos, destacándose los ojos rasgados. De color blanco y elaborado con arcilla, constituye una excelente muestra de la diversidad artística de este extraordinario y enigmático pueblo.


Categoría: Mesoamérica



Miércoles, 16 Diciembre 2015
Autor: R.A.L.P.

Una de las esculturas más representativas de éste tipo es la siguiente, en ella observamos una robusta constitución de un niño el cual muestra unos brazos fuertes de los cuales el derecho parece estar haciendo un además o bien, una señal de advertencia. Extremidades inferiores rollizas, ombligo perfecto y profundo, no se observa región genital, nos encontramos con una cráneo alargado, piriforme, sin manifestaciones de cuero cabelludo, los labios son gruesos, de tipo negroide, nariz normal y los manifiestos ojos rasgados. A diferencia de otras esculturas de las mismas características, llama la atención la protuberancia de la frente. Realizada en arcilla y con una altura de aproximadamente 30 cms.


Categoría: Mesoamérica



Miércoles, 16 Diciembre 2015
Autor: R.A.L.P.

A diferencia de la marcada morfología de las esculturas de niños olmecas consideradas en su mayoría, esta nos muestra una estilizada figura de un niño realizada en arcilla correspondiente al Período Preclásico Medio (entre 1200 a 600 A, de C.). Toda la forma es de color blanco, con brazos de constitución normal los cuales descansan sobre los muslos, las piernas se encuentran discretamente flexionadas, entrecruzadas, el tórax y el abdomen perfectamente trabajados, cuello estilizado y cabeza grande sin desproporción, con rasgos característicos: boca relativamente grande, entreabierta, nariz central, la zona de los carrillos es voluminosa y los característicos ojos rasgados. No se observa imagen correspondiente a cabello. Sobre la superficie de la escultura, se dejan entrever algunas manchas y decoloraciones propias del paso del tiempo. Esta magnífica escultura es una muestra del encomiable trabajo de los artistas olmecas.


Categoría: Mesoamérica



Miércoles, 16 Diciembre 2015
Autor: R.A.L.P.

Esta sobresaliente realización escultorica nos muestra la imagen de un niño sentado cuya extremidad superior derecha es llevada hacia la región bucal, como si estuviese succionando el  primer dedo, las extremidades en sí son robustas, la cabeza grande coronada por una especie de cubierta o casco de color café, tórax y abdomen de la misma complexión. La cara es regordeta así como el cuello grueso, las extremidades se encuentran abiertas, los dedos bien trabajados y no se observan genitales. La cara esta dirigida hacia la derecha como si viese algo. En sí, como en otros trabajos del mismo tipo, la cabeza tiene forma piriforme, con estructuras faciales bien terminadas y los ojos rasgados. La superficie corporal presenta cuarteaduras debidas al paso del tiempo. De una altura aproximada de 30 cms., de color blanco y realizada en arcilla. COMENTARIO La segunda fotografía presenta una variante de la primera escultura.


Categoría: Mesoamérica



Miércoles, 16 Diciembre 2015
Autor: R.A.L.P.

Esta magnífica escultura olmeca representa a un niño sentado, con una aparente cubierta de color blanco. La figura se manifiesta en una posición natural, con los brazos hacia abajo, terminando las manos sobre la parte inferior de las rodillas, la región de las tetillas es ligeramente abultada, el ombligo es casi perfecto y las extremidades inferiores se encuentran abiertas en posición de descanso cuyos pies muestra unos ortejos bien trabajados. La cabeza es grande, piriforme, los pabellones auriculares adecuadamente implantados, la nariz bien realizada, los labios gruesos propios de esta cultura y los ojos almendrados de manifestación típicamente oriental. No se observa pelo y la cara es regordeta. El trabajo representa la sencillez de esa incipiente civilización, a diferencia de las posteriores culturas mexicanas - Toltecas, Mayas y Aztecas - caracterizadas, entre otras cosas, por su crueldad y estilización inhumana que representaron en sus trabajos escultóricos. Realizada en arcilla con una longitud de aproximadamente 30 cms. 300-700 años Antes de Cristo.


Categoría: Mesoamérica