Luis Buñuel - Salvador Dalí. "Un Perro Andaluz". (1929). (2a Parte).
Escrito por R.A.L.P.   
Viernes, 11 de Marzo de 2016 23:32

........De pronto, la mujer corre desesperada a través del departamento y toma una raqueta y se defiende del acosador, éste toma 2 cuerdas del suelo las cuales jala, encontrandose con 2 corchos que actúan como escudos para proteger a la espalda del peso, 2 sacerdotes maristas, 2 pianos de cola y sobre ellos, 2 asnos en estado de putrefacción, a uno de los cuales, le brota líquido sanguinolento de la cabeza, en eso, la mujer logra escaparse sin embargo, al cerrar la puerta atrapa al brazo izquierdo del hombre de cuya palma de la mano brotan nuevamente hormigas.

La mujer parece entrar a otro cuarto en donde se encuentra acostado el mismo hombre con esa indumentaria que vestía cuando viajaba en la bicicleta, "cerca de las 3 de la mañana", llega un hombre al departamento con sombrero y traje, autoritario toca el timbre, el hombre acostado observa que de la puerta penetran 2 brazos por sendos orificios manipulando un objeto parecido a un termo, la mujer acude a abrir y el hombre reprende al que se encuentra acostado, lo levanta, lo obliga a quitarse las prendas las cuales tira por la ventana hacia la calle y le dice que tiene que poner la cabeza sobre la pared con los brazos ligeramente extendidos en señal de castigo.

"16 años antes", de pronto el represor voltea y su cara muestra cierta tranquilidad, busca sobre un escritorio viejo 2 libros que se los coloca en las manos, trata de abrazarlo pero se dirige a la puerta con las manos juntas como si fuese a rezar y con un semblante de bondad, de pronto el castigado se voltea, los 2 libros se transforman en revólveres y dispara contra su castigador, en la caída, se encuentra de pronto en un parque donde roza con la mano el dorso desnudo de una mujer la cual desparece de la escena, más tarde llegan individuos a ver el cadáver y una pareja de hombres que se encuentran paseando, indicandoles a las personas que carguen y se lleven al asesinado.

La mujer se encuentra en el departamento y ve una pequeña mariposa en cuyo dorso se encuentra una figura semejante a una calavera, voltea y ve al hombre que disparo a su represor, de momento éste se lleva las manos a la boca y esta desparece, la mujer procede a pintarse los labios pero se da cuenta que su vello axilar izquierdo ha desaparecido, el hombre, en lugar de boca le aparece dicho vello, la mujer se enfurece hace muecas de disgusto y se retira, abre la puerta, un fuerte viento hace acto de presencia y se encuentra en la playa, levanta la mano saludando y un hombre delgado de chaleco a rayas la esta esperando, la mujer lo abraza pero el le señala el reloj como dando a entender que se había tardado, pero ella lo besa con pasión y se pasean por la orilla del mar, de pronto encuentran la vestimenta que llevaba el hombre de la bicicleta ya hecha guiñapos así como la caja de madera de rayas diagonales.

Los paseantes siguen su camino y "en la primavera" son encontrados semi-enterrados en la arena, bajo los rayos inclementes del Sol y quizás, devorados por insectos y cangrejos.