Estatua de un hombre del Templo Hindú de Kesava.

Con marcadas evidencias de daño, esta escultura nos muestra a un hombre notablemente trabajado en piedra, de proporciones anatómicas normales, bipedestado, rodeado de una especie de halo corporal lo que supone un Trance Meditacional, no se observan rasgos faciales y si los hay son muy discretos.

Esta escultura proviene del siglo XIII y fue hallada en el Templo de Kesava que incluye también esculturas Jain como la presente. Muchos de los templos Jain fueron dañados cuando el Imperio Hoysala y su capital fueron destruídos en el siglo XIV por el Sultanato de Dehli.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Escultura coloreada del Dios Garuda.

Medio hombre-medios pájaro, Garuda se desenvuelve entre el dios y el semi-dios. Aquí lo tenemos …