El ornitorrinco.

El ornitorrinco (Ornithorhyncus anainus), cuyo significado es «pico de pato», se constituye en el gran reto de la Biología Evolutiva. Es un mamífero monotrema junto con el equidna que tiene la peculiaridad de poner huevos en lugar de dar a luz crías vivas. Es venenoso, con hocico semejante al de los patos, cola de castor y patas de nutria las cuales se encuentran palmeadas. Los machos poseen un espolón en las patas posteriores que liberan un veneno capaz de producir dolor intenso en los humanos.

Morfológicamente, la cola de éste extraño animal sirve como medio de propulsión al nadar y como almacén de grasa, su nariz tiene la mitad de receptores olfatorios que la mayoría de los mamíferos, sin embargo cuenta con una extensión de los genes que codifican un tipo particular de receptor de olor llamado vomeronasal el cual permite al animal oler bajo el agua. Su temperatura oscila entre los 31 y 32 grados, a diferencia de los 38 que poseen los mamíferos placentarios y un dato muy importante, es que su esqueleto muestra rasgos reptilianos, poseyendo huesos adicionales en la cintura escapular incluída una interclavícula no presente en los demás mamíferos. El veneno que libera el macho contiene proteínas similares a las defensinas (DLP), 3 de las cuales son únicas de éste monotrema, inoculado, el veneno produce un dolor tan intenso que puede durar semanas o hasta meses.

Este ser posee electrorrecepción, es decir, localiza sus presas en parte mediante detección de campos eléctricos generados por las contracciones producidas por éstas. Estos electrorreceptores se localizan en el hocico, también es homotermo, es decir, que mantiene su temperatura sin variabilidad a pesar de estar horas bajo el agua, a diferencia de otros mamíferos.

El ornitorrinco desarrolla sus crías en huevos como los reptiles y aves, la hembra tiene un par de ovarios pero sólo el izquierdo es funcional. Los huevos se desarrollan en el útero y las glándulas mamarias no tienen pezones, la leche es obtenida por los poros de la piel y corre por surcos abdominales para que sea lamida por las crías. Extrañamente, éste animal  cuenta con 10 cromosomas sexuales, a diferencia de los 2 de los mamíferos comúnes y corrientes, siendo éstos muy parecidos a los de las aves. Su genoma tiene genes reptilianos y mamiferoides asociados con la fertilización del huevo. El 8 de mayo del 2008 la prestiigiosa revista «Nature», publicó que la secuencia genómica de éste animal tiene elementos tanto de reptiles como de mamíferos, así como 2 genes que se encuentran también en aves, anfibios y peces.

Es la primera especie en el mundo animal en hacer la transición de un antepasado semejante a un reptil hacia un mamífero.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los jesuitas y La Ciencia.

Independientemente de ser considerada tal vez la orden religiosa más influyente dentro del Catolicismo, los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *