El dinosuario arcoiris (Caihong juji).

Descubierto en China hace aproximadamente 1 año por un granjero, este sorprendente ejemplar de dinosaurio del tamaño de un pato ha llamado poderosamente la atención por la coloración de sus plumas. Un equipo internacional de paleontólogos estudiando estas se percataron que bajo la luz de potentes microscopios hallaron la presencia de melanosomas (corpúsculos intracelulares que otorgan coloración a distintas partes de los organismos vivos), los cuales le daban a estas distintos matices cromáticos semejantes a los de los colibríes.

Se cree que su plumaje era en forma de cinta, iridiscente diferenciandolo de otras especies ya que brillaba y cambiaba de tonalidad con la luz solar, el fósil presentaba también una cresta ósea cefálica y se cree que vivió hace más de 160 millones de años.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los jesuitas y La Ciencia.

Independientemente de ser considerada tal vez la orden religiosa más influyente dentro del Catolicismo, los …