Edgar Mitchell y los alienígenas.

En el año 2008, gran debate se sucitó con uno de los más conocidos astronautas de la Misión Apollo que llegó a la Luna y por ende «héroe norteamericano», Edgar Mitchell, al comentar que el gobierno estadounidense, específicamente la NASA, guarda en el más recóndito secreto su conocimiento y relaciones con entidades alienígenas desde hace más de 60 años, dichas entidades, de acuerdo a sus comentarios, tienen características muy semejantes a los seres presentados en la película «Encuentros Cercanos del Tercer Tipo», la clásica de S. Spielberg, como era lógico de esperar, tales declaraciones «movieron el tapete» de infinidad de autoridades estadounidenses que desmintieron en forma categórica lo que había dicho este «gran norteamericano». La NASA descartó totalmente estas afirmaciones diciendo que no encubría ningún vestigio de vida fuera de nuestro planeta, con lo cual la duda quedo en el aire. Lo que sí podemos decir es que la historia de este personaje es por demás interesante: tuvo importantes experiencias paranormales con el gran psíquico Ingo Swann durante su estancia en la Luna, en forma de experiencias aparentemente telepáticas con el manejo de las cartas Zener, fundó posteriormente el Instituto de Ciencias Noéticas, centro dedicado al estudio de la fenomenología paranormal y la expansión de la conciencia. Siempre ha sido un ferviente creyente de esta fenomenología y la actividad psiquica anómala del cerebro. Su creencia en vida y habitantes de otros mundos ha sido una constante en sus reflexiones, investigaciones y ahora experiencias personales. En su momento, tuvo relación con Uri Geller y Andrija Puharic, el extraordinario médico e investigador que introdujo prácticamente a Occidente al psíquico israelí, en fin, una vida llena de grandes aventuras y retos intelectuales extraordinarios.

En lo personal, no puedo emitir ningún comentario al respecto ya que desde hace mucho tiempo se ha referido en los diversos círculos científicos y paracientíficos la gran probabilidad de la contínua comunicación de las grandes potencias con entidades no huimanas. No tengo ninguna base para aceptar o negar estos supuestos hechos, la literatura que desde hace muchísimo tiempo ha surgido alrededor de esto es, generalmente, tendenciosa y en la gran mayoría de los casos, equivocada; debemos de recordar la tristemente célebre autopsia de Roswell que al final de todo fue un fiasco. Como lo he manifestado en infinidad de ocasiones, La Vida, como fenómeno eterno, SEGURAMENTE EXISTE EN EL UNIVERSO, pero que de ahí a que formas humanoides se comuniquen y por ende, contacten con nosotros hay un enorme paso.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

El OVNI de Phoenix. Enero 2013

Phoeneix es una ciudad yankee en donde es muy común observar fenómenos anómalos en su …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *