Cabeza de mujer.

Esta notable cabeza de mujer esta datada 2,600 años A. de C. y su localización se corresponde al Norte de Mesopotamia. Esta fabricada en alabastros yesosos, como podemos observar, las características raciales manifiestas pudiesen corresponder al tipo étnico semítico – cuello largo, mirada penetrante, nariz afilada y sobre todo, boca pequeña -. El cabello se encuentra aparentemente incluido en un tocado de donde se pueden distinguir la trama o trazo del peinado.

Los ojos, como es costumbre en estas esculturas, son muy expresivos con enormes pupilas de color negro, otorgando una mirada más que penetrante y unos pabellones auriculares, a diferencia de otras esculturas, simétricos y bien elaborados. Forma parte de un importante acervo escultórico mesopotamico.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Escultura híbrida: demonio con cabeza de león.

Trabajada entre el 2,200 y el 2,100 A.D.C., esta estatua representa a un ser híbrido: …