Cabeza de El Buda.

Esta magnífica representación en piedra de una Cabeza de El Buda de aproximadamente 35 centímetros de alto y realizada en el siglo VI, correspondiéndose a la Dinastía Qi, nos transmite la profunda calma del Hombre Trascendente. Ataviado con un tocado y/o pelo finamente trabajado, las facciones de la Cara nos manifiestan una tranquilidad total, tanto las Cejas, Párpados, Ojos Nariz y Cavidad Bucal están muy bien representadas.

Los Pabellones Auriculares son grandes y elongados. No hay continuidad con el Cuello. A pesar del discreto deterioro de la superficie escultórica aunado a que la piedra es un material bastante duro, el trabajo es más que espléndido.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Sapo en Bronce Antiguo de la Dinastía Ming.

Trabajado en forma rudimentaria, esta representación de un sapo se corresponde con la famosa Dinastía …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *