Cabeza de Buda.

Dentro del vasto patrimonio artístico de la región de Gandhara -zona comprendida entre Afganistán, Pakistán y la India – resaltan en belleza e importancia religiosa las multpiles manifestaciones del Budismo. Esta bella escultura realizada en piedra caliza, nos muestra a un Buda sereno, apacible, tranquilo, con la cabeza discretamente flexionada hacia la derecha, el cabello, generosamente trabajado, muestra rizos que en la parte central de la cabeza constituye un acúmulo de los mismos, sus ojos, al parecer entreabiertos, manifiestan el grado de meditación e introspección que trató de representar el artista, los Arcos Ciliares así como el perfil nasal están perfectamente trabajados, los labios muestran una continuidad anatomo- escultórica por demás realista, dando la impresión de una discreta sonrisa.

Esta cabeza se considera como una representación de la última fase del Arte Gandhara, el llamado Período Estuco. Aquí existen manifestaciones clásicas de las esculturas primarias de Gandhara realizadas en piedra, pero a la vez existe alguna relación con trabajos de la misma época realizados en Sarnath, principalmente en la claridad de transición de un plano a otro – desde el punto de vista de las líneas y perfiles tallados – y en la forma sinuosa de los ojos. Como en todas las esculturas del Periódo Estuco fue originalmente pintada. Se encuentra en Victoria and Albert Museum en Londres.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Escultura coloreada del Dios Garuda.

Medio hombre-medios pájaro, Garuda se desenvuelve entre el dios y el semi-dios. Aquí lo tenemos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *