BLACKFOOT. «MARAUDER». (1981).

Referirse a Blackfoot es hacer mención a uno de los grupos más sub-valuados, poco reconocidos así como poco mencionados de la escena rockera norteamericana, sin embargo es una de las agrupaciones MAS REPRESENTATIVAS de la corriente Southern-Hard-Rock yankee. En este, su 5 álbum, nos encontramos con una VERDADERA JOYA dentro de estos 2 géneros. Constituído por Rickey Medlocke, un ex-miembro de la mítica banda sureña Lynyrd Skynyrd, en guitarras eléctrica, acústica y vocales principales. Charlie Hargrett en guitarras eléctrica y acústica, Greg T. Walker en bajo eléctrico, teclados y voz adicional y Jakson Spires en batería, percusiones y voz adicional, se acompañan en este trabajo de Henry Weck en percusiones, Shorty Medlocke (abuelo de Rickey y reconocido músico de Delta Blues ) en armónica y banjo,» Magic Rooster», en corno y teclados, Pat MacCaffrey también en corno y teclados, David Cavender en trompeta y el dúo de Donna Davies y Pamela Vincent en vocales adicionales, este versátil grupo de músicos nos entregan una  excelente música, hermosamente diseñada, potente, épica por momentos, fuerte, sumamente equilibrada, de gran presencia. Una amalgama de potentes riffs de guitarras, extraordinaria voz, por momentos delirante, una sección rítmica muy sólida, destacandose «El Indio» Walker en el bajo, conjugandose en una sólida representación del Southern-Hard-Rock americano.

Un disco de enorme riqueza interpretativa, para mi gusto el mejor trabajo hecho por la banda. El álbum inicia con «Good Morning» (3:37), guitarras distorsionadas, que dan entrada al grupo a una buena velocidad, en un 4/4 en el que predominan el buen desempeño del batería y los arpegios de guitarra por Medlocke y Hargrett a excelente velocidad, a los 1:00 cambio de ritmo y a los 1:45, arpegios de Medlocke para que finalize el track con la misma estructura. «Payin´for it» (3:39) se constituyen en un excelente corte de hechura eminentemente Hard-Rock, por momentos, de marcada tendencia épica, inicia con la batería marcando perfectamente el tiempo, excelente guitarra y voz de Medlocke la que se hace acompañar de coros, enorme sostén de la sección rítmica, 1:38 cambio dado por la interpretación de la melodía y de los acordes de la guitarra, a los 2:00, potentes coros y a los 2:52, arpegios de Medlocke en un sustancioso solo al que se incorpora Hargrett. Gran melodía de excelente hechura. «Diary of a workingman» (5:37), es tal vez la mejor melodía del álbum, perfectamente balanceada, inicia con una breve introducción de acordes de acústica, a los 0:32, entrada de la interpretación vocal melancólica del cantante, en el fondo distante se deja escuchar Walker con discretos acordes de órgano, a los 1:33, un cambio con acordes de éste, a los 2:01, entrada del grupo, con un ritmo sostenido para la interpretación del cantante, a los 3:04 un magnífico cambio, armonioso entretejido de acordes pristínos de guitarras para dar paso a arpegios de eléctrica de corte épico, a los 4:00, un franco Hard-Rock con expresivos acordes de eléctricas que finalizan casi a los 5:00 con un reprise del inicio del track. Una melodía que conforme es interpretada, aumenta en calidad. «To Hard to handle» (4:03), es un energético Hard-Rock con predominio de los riffs de Medlocke y Hargrett, 1:25 acordes que de desplazan hacia arpegios del primero, a los 2:33 una interesante participación de Cavender con acordes de trompeta que le da  a la melodía un aire hispánico seguido de arpegios para retomar el inicio de la misma. «Fly away» (2:59), es un Southern Rock alegre, que inicia con excelentes armonías de eléctricas y voz del cantante, un 4/4 con magnífica interpretación de Medlocke. a los 1:14 arpegios breves de banjo que se continúan con la melodía principal. Excelente trabjo de Spires en la batería. Magnífica armonización de la pieza la cual se escucha sólida y sin falla alguna.

«Dry county» (3:43) es otro suculento Hard-Rock con poderosas, expresivas y hasta delirantes vocalizaciones, los riffs son magníficos así como las armonías y arpegios de los 2 guitarristas, por momentos  se entretejen las armonías de las guitarras con el bajo de Walker el cual sostiene el contrapunteo estupendamente. Esta pieza es un magnífico mosaico musical en donde el virtuosismo de los músicos es más que manifiesto. «Fire of the dragon» (4:06), es otro Hard-Rock con armoniosas guitarras, poderosos acordes y armonías, a los 1:35 cambio hacia arpegios que constituyen un puente hacia las vocalizaciones de Medlocke, a los 1:59 nuevo cambio que se continúan con escala de arpegios para finalizar el tema. «Rattlesnake Rock´Roller (4:01) es un tema en donde hace su aparición Shorty Medlocke, abuelo del líder de la banda que se encarga de una breve introducción de banjo así como de decir algunas palabras, a los 0:50, entrada del grupo y es curioso escuchar la percusion semejando el cascabeleo de la serpiente, excelente el fondo de piano acústico a la Honky Tonk así como los cornos, a los 2:01 arpegios de eléctrica y unos breves arpegios de piano, así como respectivos de trompeta, una excelente muestra de Southern-Rock. «Searchin´» (8:43), acordes de eléctrica y voz melancólica de Medllocke, arpegios suaves de eléctrica, coros de Davis y Vincent, lamento distante de la guitarra y excelente acompañamiento de las voces adicionales. 3:51 cambio de ritmo con arpegios tanto del líder de la banda como de Hargrett de magnífica hechura, dando por terminada la pieza y el disco.

Aunque desconocido para las mayorías, «Marauder» es una de las más simbólicas JOYAS del llamado Southern Rock, un trabajo que combina las más claras esencias rockeras norteamericanas al fusionar el Hard-Rock con el sonido sureño tan encomiable para los que disfrutamos ese género.

 

Un disco INSUSTITUIBLE Y ESENCIAL en toda discoteca que se considere respetable.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

AJATTARA. «ITSE». (2001).

Este es el primer trabajo discográfico de la magnífica banda finlandesa Ajattara, un proyecto que …