BLACK SABBATH. «MASTER OF REALITY». (1971).

Posterior a la salida de su exitoso disco «Paranoid», el obscuro cuarteto presentó en 1971 su tercero y demoledor álbumn titulado «Master of Reality», que le adjudicó tremendas críticas por  la supuesta prensa especializada ya que el nombre parecía demasiado pretencioso. La temática de la obra se continúa con la obscuridad, el pesimismo, la religión, la destrucción del mundo, las consecuencias de la guerra y sobre todo, el mundo visto por los 4 músicos en torno a las drogas. En un contexto más profundo, la obra retrata el momento crítico en el cual vivía el cuarteto, abrumados por las giras y el uso de drogas fuertes tales como la cocaína y la heroína, las letras destacan un aparente acercamiento a la religión, hacia el Amor y la Paz, la contaminación ambiental, aspectos estos que tenían que ser retomados ya que las críticas acerca de sus supuestas vinculaciones con el satanismo no se hicieron esperar, es interesante señalar el concepto lírico plasmado en éste trabajo: temática fuerte, bien enlazada al sonido clásico del grupo, un bello encaje plasmado por el trabajo de Iommi en las guitarras y el abrumador sonido del bajo en torno a «Geezer» Butler, en sí una continuación de lo plasmado en el célebre «Paranoid», pero claramente más elaborado, incluso incorporando por primera vez un par de momentos acústicos y una balada.

´Sweet Leaf´, se presenta con un brevísimo preludio dado por las tosiduras de Iommi las cuales se van distorsionando, para dar paso a la guitarra áspera, fuerte, distorsionada en un riff, todo el grupo de escucha muy compacto, el bajo de «Geezer», acompañando a los acordes de guitarra y llenando los huecos, otorga más pesadez al sonido del cuarteto, la voz de un joven Ozzy es clara y expresiva, cantándole a la marihuana, a los 0:34, un primer puente dado por la guitarra y el bajo, en acordes repetitivos continuándose con la melodía base, repetición del mismo puente a los 2:02, que nos regala un interludio entre la percusión del gong, el bajo y los arpegios de la guitarra, que finalizan con Ward en una excelente manejo de los tambores, la continuación de la pieza es la de la estructura melódica principal. ´After Forever´, es una interesantísima melodía llena de ironía en sus letras, su enfoque está dado al cuestionamiento religioso y a la búsqueda de la Paz y el Amor, posición ésta no común en la banda. Magnífica entrada del operador de cinta, el bajo y la guitarra eléctrica al unísono iniciando y acoplándose a la vez con perfectos acordes del bajo, llenando los clásicos huecos, riff de Iommi, la voz de Ozzy es magnífica con una clara intención de penetrar mentalmente en nuestro cerebro con el lirísmo del track, a los 1:56, un cambio hacia un interludio por un sonido sostenido por la guitarra y el bajo que retoman la base melódica con los espléndidos riffs de Iommi, arpegios que se complementan en un solo por parte de la guitarra a los 3:26, dirigidos hacia, nuevamente, la melodía principal. Sinceramente, no creo que considerasen a Dios como el único camino para el Amor. ´Embryo´, son 28 segundos de un track acústico de corte medieval,´Children of the grave´, ha sido siempre parte fundamental de los conciertos de Sabbath, su sonido es sombrío, inicia lentamente con los acordes y riffs de Iommi y el perfectos manejo percusivo de Ward hasta llegar a una intensidad manifiesta. Es una oda a la desesperanza que trae consigo la guerra y su repercusión en las generaciones jóvenes. Su  aire es, por algunos momentos, angustiante. A los 2:08 cambio y puente sostenido por la guitarra y el bajo, dirigidos hacian un ritmo sombrío, poderoso, los arpegios de Iommi no se hacen esperar hacian los 3:44. El final es lúgubre, denso y una distante voz se deja escuchar. ´Orchid´, es el otro lado acústico del grupo, Iommi balanceando perfectamente los acordes de su guitarra de caja sin más acompañante. Un corto pasaje instrumental. ´Lord of this world´, es un magistral, poderoso y pesado corte en el que al inicio, el grupo se escucha perfectamente armonizado, a los 0:28, cambio hacia una Hard-Blues Rock de excelente calidad, Ward destaca por una precisa técnica en los tambores, a los 2:04 cambio hacia un lamento de la guitarra seguido por un entretejido entre el bajo y sus acordes y los arpegios de la primera, Butler con excelente técnica, retorno a la melodía principal, escuchamos que pasados los 4 minutos, se escucha el mismo cambio, ahora con un bajo más suelto y dirigido al floreo y llenado de huecos, Ward utiliza su cencerro para sostener el ritmo al inicio del cambio. El tema principal es el Demonio y su dominio del mundo y de nuestra actitud de derrotarlo. Para mi gusto el mejor track del disco.´Solitude´, es una discreta balada cantada por Bill Ward en la que se escucha por primera vez la flauta de Iommi (hay que recordar que en sus inicios, el guitarrista tocó con Jethro Tull tanto la guitarra como la flauta), el track se sostiene con los acordes del guitarrista y el bajo. Muy pocos cambios en la estructura de la melodía. ´Into de void´, parte de un pesado, poderoso grupo de acordes de guitarra por parte de Iommi a los que se agrega el bajo y la batería, un muy breve puente y entrada de todo el grupo en forma, riff de Iommi, Ozzy le canta a la situación del planeta, su polución, la interpretación denota angustia, a los 3:05 interludio con cierta influencia Jazz, a los 3:33, nuevamente se retoma el trazo de inicio melódico. La temática es concerniente a la vida actual sobre la Tierra: contaminación, pesimismo, muerte, destrucción, se debe salir para siempre de éste planeta regido por Satán y sus esclavos.

Obra magnífica para comprender el ulterior desarrollo de los británicos y el establecimiento, junto con el disco siguiente, del estilo clásico de Black Sabbath (como siempre los «críticos especializados», menospreciaron esta obra hasta el cansancio, pasado el tiempo, es Disco de Oro y Platino). Así es la vida).

El grupo fue en éste disco Tony Iommi (Guitarra Acústica, Eléctrica y Flauta), «Geezer» Butller (Bajo eléctrico y Coros), Ozzy Osbourne (Vocales principales) y Bill Ward (Batería, Percusiones y Voz en ´Solitude´).

Acerca R.A.L.P.

Ver también

DREAM THEATER. «THE NUMBER OF THE BEAST». (2005).

Grabado en La Mutalite, París, Francia en Octubre 24 del 2002, el quinteto norteamericano de …