BBC Series. «China Salvaje» (Vol 1) 2008.

 

China es uno de los más grandes países en el mundo. Cuenta con millones de habitantes, distribuidos en cerca de 50 etnias, cuyo destino se entreteje con el progreso más caótico y la conservación de la Naturaleza en todas sus manifestaciones. Este extraordinario documental de la BBC de Londres nos presenta 2 interesantísmos capítulos: «Corazón de Dragón» y «Shangri-La», magníficas muestras de la realidad actual del llamado Gigante Asiático.

El primer capítulo inicia con una semblanza del enorme trabajo de los campesinos chinos en la siembra del arroz, terrazas naturales esculpidas a punta de azadón en donde se siembra el cereal en la forma rudimentaria, como hace siglos, las familias, en íntimo contacto con la Naturaleza, dan la bienvenida cada año a las golondrinas que anidan en sus casas, siendo esto una señal de cuando comenzar la siembra, la lucha por la vida se muestra cuando las garcillas arroceras se alimentan de las ranas del arroz, presentandose un magnífico equilibrio natural. La etnia de los Miao son los principales sembradores del cereal en el país asiático, especificamente en la región de Yunán. En ésta zona, nos trasladamos hacia la región de las piedras calizas, las cuales son esculpidas lentamente por la acción de los rìos y las lluvias, adoptando formas por demás caprichosas,  es de mencionar la enorme cantidad de cavernas que existen en éste lugar en donde apenas se inician las etapas de exploración científica sistemática, hallandose gran número de nuevas especies animales, destacándose los peces dorados sin ojos. Dentro de los mamíferos que es posible encontrar aquí, podemos observar el Francuas lagou, un primate semejante al gibón pero de pelo negro el cual tiene una característica muy interesante: lamer el agua que se desliza por los riscos, presumiblemente en busca de minerales, su habitat lo condiciona  la búsqueda dentro de los acantilados de las cavernas, de las zonas más profundas y por ende más seguras para poder reproducirse y pernoctar, a diferencia de los demás monos los cuales la mayoría se albergan en los árboles. Estas cavernas alojan también a miles de aves llamadas vencejos, cuyo excremento o guano es recolectado para su transformación como fertilizante, también encontramos numerosos murciélagos con la peculiaridad de que son pescadores, actividad que fue confirmada y filmada hace aproximadamente 3 años por grupos de científicos chinos. En el Río Li, un grupo de pescadores conocidos como Wang se dedican a esta actividad gracias al trabajo de cormoranes amaestrados, aves que no pueden ingerir los peces capturados ya que poseen un hilo amarrado alrededror del cuello, siendo tratados como verdaderos esclavos. Una interesantísima vista es la que tenemos al norte del Río Lí con los numerosos arroyos que confluyen en él y en donde se encuentra un extraordinario y extraño animal: la salamandra china gigante, conocida también como «pez bebé» debido al grito que emite cuando se encuentra en peligro, anfibio de casi metro y medio de longitud el cual está al borde de la extinción, a pesar de las medidas de conservación que se tienen, ya que sirve de alimento exquisito para los habitantes de las localidades aldeañas, contrariamente, el caimán chino, también en peligro de extinción, es conservado celosamente por ecologistas que recogen sus huevos, los anidan y posteriormente llevan las crías a santuarios seguros. También observamos robustos y jugetones macacos así como la llegada desde Siberia del cisne trompetero y la grulla siberiana hacia el Lago Pong Yang para efectuar su etapa de anidación y reproducción.

El segundo capítulo inicia con los Festejos del  Agua que la etnia Dai efectúa, agradeciendo los beneficios que ésta les trae a su vida y a la Naturaleza de la cual dependen, una brillante exposición es la que se realiza en el invierno chino acerca del extraordinario simio llamado Rhinopithecus de Yunán, un enorme mono de color blanco con negro, de abundante pelaje y con rasgos extraordinariamente humanos, el cual entre otras cosas se alimenta de líquenes. Para los lugareños, éste animal es  sagrado y lo consideran su antecesor llamandolo  El Hombre Salvaje de la Montaña. Mención aparte tiene el hermoso Panda Menor o Panda Rojo más emparentado a las comadrejas que a los osos, de hábitos solitarios y desconfiado por naturaleza, el animal se alimenta principalmente de bambú, la planta tradicional. Con el paso de las estaciones, la primavera y el verano nos regalan las imágenes de extraordinaria flora, única en el mundo ya que cerca de 3,000 especies solamente se localizan aquí, esto trajo como consecuencia que «los civilizados» de Occidente irrumpieran en las maravillas naturales chinas y las dieran a conocer al resto del mundo con las consecuencias que podemos imaginar. Enormes valles, hondanadas y ríos ocultan una fauna extraordinaria como es el caso de Tragopan Chino, pariente del urogallo, cuyo vistosísimo plumaje de cortejo (una especie de pechera de color azul cielo intenso delimitado por exactas figuras geomátricas rojas a los lados) tiene una importancia fundamental en el apareamiento. Imágenes que vale la pena repetir cuantas veces sea necesario para confirmar la grandiosidad de la Madre Naturaleza. En esta zona de Yunán, también es posible encontrar macacos rabones, propios de zonas tropicales; por otra parte, llama mucho la atención los caminos rudimentarios de ésta región que fueron realizados desde hace muchísimos años y que corresponden a la Ruta de la Seda y del Té. La llegada del monzón da una característica muy particular a ésta zona ya que las cordilleras actúan como «canales» llevando los vientos cálidos y húmedos procedentes del Oceàno Indico a estas regiones otorgándoles sus características climáticas tan particulares. Un habitante que es todo un símbolo de estos lugares y de la misma China es el Oso Panda, gran consumidor de bambú, el cual comparte con una enorme rata aborígen, aunque podemos decir que el hombre no se queda atrás ya que lo utiliza desde alimento hasta  para la fabricación de pipas. En ésta región de China, podemos localizar uno de los últimos reductos del Elefante Asiático -quedan cerca de 250- así como del gibón chino, ágil primate cuyo grito es característico de la selva. Finalmente, la etnia de los Yino, grandes conocedores de la fauna selvática pero principalmente de las plantas que pueden ser medicinales y comestibles nos muestran la íntima relación del Hombre con la selva.

En ésta primera entrega, hemos podido observar la magnificencia de la Naturaleza, todavía no tan explotada por el Hombre y lo más importante, aquellas etnias que sin llegar a la modernización han podido sobrevivir adecuadamente en íntimo contacto con ésta Naturaleza tan prodigiosa y bella, sin embargo, es preocupante ver como la industria del caucho ha desplazado lentamente a la selva y el Elefante Asiático se ha tenido que enfrentar a la estupidez humana en la forma de invasión a su hábitat con construcción de carreteras y presencia de inefables turistas.

Un documental excepcional con excelso trabajo fotográfico de una calidad inigualable.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los Informantes Video. «El Nazi y su Colonia Dignidad». 2018.

Como México, Chile guarda muchos hechos nebulosos, trágicos, no conocidos a fondo por la gran …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *