Alvinella pompejana.

Una de las especies de gusanos poliquetos más fantásticas que existen en la Naturaleza es este: localizado en las grandes profundidades marítimas, es considerado un extremófilo que habita las fuentes hidrotermales del Oceáno Pacífico localizandose también en aguas costarricenses. Como es costumbre en estas raras especies, fue descubierta en 1980 cerca de las Islas Galápagos, el santuario de vida extraordinaria detenido en el Tiempo. Este poliqueto puede llegar hasta los 13 cms. de longitud, con branquias de color rojo que semejan tentáculos en la región cefalica. Son de color gris pálido, curiosamente, su cola descansa en temperaturas de hasta 80 G.C, mientras que su cabeza se encuentra a una temperatura mucho más fría la cual oscila entre los 22 G.C. Se considera que tal vez la relación simbiótica que guardan las bacterias que cubren su dorso, permiten que este gusano pueda soportar temperaturas tan altas, las investigaciones han demostrado que este interesante organismo secreta una especie de moco en su superficie dorsal que sirve de alimento bacteriano y en compensación, las bacterias producen sustancias que sirven como aislantes del calor.

Estas bacterias son consideradas quimiolitotróficas (VER ARTICULO CORRESPONDIENTE EN ESTA SECCION) dado su accionar bioquímico y por ende, ecológico. Es casi seguro que el estudio del llamado «Gusano de Pompeya» o «Gusano Cerda» arrojara nuevas luces sobre el importantísimo fenómeno de la Simbiosis de las múltiples especies dispersas que habitan en todo nuestro planeta.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Los jesuitas y La Ciencia.

Independientemente de ser considerada tal vez la orden religiosa más influyente dentro del Catolicismo, los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *