Alberto Moncada. «Historia oral del Opus Dei». Colección Hombre y Sociedad. Editorial Plaza y Janés. Barcelona. España. 1987. (4a Parte).

……..El adoctrinamiento sectario tenía que ver con el control de la voluntad, el sometimiento corporal y mental al Superior y el celo apostólico. El control del súbdito era completo, aquí Panikkar entra en escena. Era un intelectual valioso el cual fue solicitado para que diera clases de Filosofía en universidades estatales a lo que Escrivá dijo que no ya que poseía pasaporte británico por lo que podría ser utilizado para la expansión de la Obra a nivel internacional. En ese momento, las mujeres comenzaron a ser parte de las divisiones del Opus Dei pero a pesar de su formación profesional de la mayoría, eran utilizadas como SIRVIENTAS (¡¡¡!!!). EN LOS ESTADOS UNIDOS, EL AHORA «SANTO» OCUPO SIRVIENTAS MEXICANAS PARA QUE HICIERAN LAS LABORES PESADAS YA QUE NO QUERIA QUE LAS ESPAÑOLAS SE «ESTROPEARAN» (pag. 106), aún siendo un paciente diabetico, el líder se daba grandes lujos al comer así como la de crear grandes asociaciones civiles o mercantiles en donde él tuviera la mayoría de las acciones o participaciones. Los socios numerarios tenían LA OBLIGACION DE CEDER SUS BIENES ASI COMO TESTAMENTO con tal de obtener más recursos, lo mismo sucedió con personas mayores, socios casados, solteros, en fin, todo mundo tenía que aportar una limosna mensual.
En la década de los 50´s, la entrada a los negocios, la expansión mundial y la intervención en la educación, marcaron al Opus Dei. Con el tiempo surge el problema de que los profesionales no consideraban adecuado que sus dineros fueran a para a manos de Escrivá ya que todos los negocios se hacían entre éste y la otra parte por lo que se manifesto un clima de desconfianza, recelo y vergüenza pública dado el secretísmo de la Obra, ya a estas alturas, se podía considerar que esta tenía más que ver con cuestiones políticas y económicas que con la santidad. Balaguer fue un fuerte censurador de libros y revistas. En 1962, el Ministro de Comercio del Opus Dei, habló sobre la herejía del Progresismo en el siglo XX, adoctrinandose así del pensamiento franquista, manteniendo intacta la célula de la sociedad: la familia en donde la mujer se dedica al hogar en todos los sentidos. Es importante mencionar que las clases medias emergentes QUERIAN pertenecer al Opus Dei ya que esto significaba «ascenso social» (¿¿¿???), en este sentido, Balaguer era autoritario y totalitario: el que tenía dinero entraba el que no tenía, no. A los jóvenes clasemedieros se les impedía razonar, se les apartaba de sus familias, prohibidas las relaciones con sus padres, SE LES CONTROLABAN LAS LECTURAS, se les limitaba en sus relaciones sociales, así como acudir a espectáculos por lo que Raimundo Panikkar fue uno de sus grandes críticos ya que consideraba a la verdadera iglesia de Cristo como humilde, enemiga de la tortura, amiga de la libertad, comprometida con los pobres así como con los derechos humanos, situaciones que irritaban en gran medida al «santo» Escrivá.
Panikkar también comentaba que el Catolicismo Romano era la única religión verdadera fuera de la cual no existe salvación alguna (¿¿¿???) ya que ella contiene toda la verdad. Balaguer agregaba que los sacerdotes opusdeístas DEBEN ser seguidos por los políticos, empresarios, industriales, millonarios para la plena realización de la Obra de Jesús (¿¿¿???), también menciona que la Ciencia debe estar al servicio de Cristo (¿¿¿¿???). Si existe la injusticia en el mundo y guerras es porque «los buenos» no tienen el poder, por lo que el trabajo ordinario DEBE SER DIRIGIDO a la conquista de puestos políticos, económicos, culturales, sociales para implantar el Reino de la Justicia y el Amor (¿¿¿???)………….

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Andrés Manuel Lopez Obrador: el cobarde y manipulador.

Históricamente, los países grandes en el sentido de su presencia internacional, y lo más importante, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *