Aguilera, Fredes, Dorfman, Allende y otros. «Chile: el otro 11 de septiembre». Pilar Aguilera y Ricardo Fredes (Editores), Ocean Press Editores. La Habana, Cuba. 2006.

Esta es una breve pero más que viva antología que se desplaza entre el terror más infame hasta el enérgico discurso, sin olvidar el dolor del poeta ante la realidad vivída. Pilar Aguilera y Ricardo Fredes, testigos vivos del martirio chileno, han editado un estupendo trabajo en donde podemos conocer los testimonios de protagonistas de aquél 11 de septiembre de 1973 y días posteriores en que los militares prusianos chilenos comandados por los Estados Unidos derrocaron al primer gobierno socialista del continente ELEGIDO DEMOCRATICAMENTE. Este libro de un poco más de 80 páginas nos lleva de la mano por diversos testimonios: Pilar Aguilera y Ricardo Fredes («Introducción»), nos relatan sus experiencias de secuestros, torturas y muerte de familiares así como la brutal intromisión norteamericana en el Golpe De Estado ( durante el gobierno de Allende, existían cerca de 100 corporaciones multinacionales yankees en el país con una inversión de mil millones de dólares ), los editores refieren que a punto de finalizar su dictadura, Pinochet trató de ocultar estos hechos a los jóvenes, sin embargo el documental » La Memoria Obstinada » del cineasta Patricio Guzmán, se encargo de dar cuenta a la juventud chilena de la realidad que no les toco vivir y el enfrentamiento de aquella con su pasado. Ariel Dorfman («El último 11 de septiembre») nos narra el paralelismo vivído entre el 11 de septiembre chileno y, paradójicamente, el 11 de septiembre yankee. En una excelente prosa, Dorfman nos narra sus vivencias, primero del Terrorismo de Estado propiciado por los yankees al pueblo chileno y segundo, el Terrorismo propiciado por los musulmanes a los norteamericanos los cuales inventarían justificantes de guerra y dominio hacia la Nación Musulmána.

Salvador Allende («Ultimas palabras»), es un obligado referente cronológico de sus últimas horas en el Palacio de la Moneda durante el acoso de los golpistas. Se manifiesta en un discurso emotivo, patriótico, nostálgico, dirigido al pueblo y sobre todo, a los trabajadores chilenos. Mario Benedetti («Allende»), se constituye en un emotivo poema dirigido al «Hombre de la Paz» (Salvador Allende). Joan Jara («El día del golpe»), es una muy interesante crónica de la esposa del cantautor y miembro del Partido Comunista de Chile, Victor Jara, sobre los acontecimientos de ese 11 de septiembre, en ella se relata la vivencia familiar, los diálogos, el presentimiento de «algo por venir», la fe ciega en el Partido Comunista y en el Gral. Prats, los días que pasan sin saber nada del esposo, el encuentro con el jóven Héctor el cual la lleva hasta donde se encuentra el cadáver de Jara con las manos cortadas, acribillado el tórax a balazos y con una enorme herida punzocortante en el abdómen, su entierro, casi clandestino y el dolor de la soledad galopante, en «Un canto inconcluso», Joan Jara, trata de revivir los momentos que pasó su esposo durante las primeras horas del Golpe, su estancia en la Universidad Técnica (UTE), su llegada al Estadio Chile en donde fue objeto de todas las humillaciones, torturas y amenazas por parte de los militares al mando de un hijo de alemán llamado Edwin Dimter Bianchi apodado «El Príncipe», el cual finalmente lo asesina siendo encontrado su cuerpo junto con el de otros prisioneros el domingo 16 de septiembre en el barrio obrero de San Miguel y levantado para llevarlo a la morgue en donde fue encontrado por ella. «Un canto inconcluso» es también el título del libro escrito por Joan sobre estos tremendos acontecimientos. Víctor Jara («Estadio Chile»), es el último poema del artista en donde narra el horror vivído en esos momentos. Fue escrito en un pequeño pedazo de papel y escondido entre los demás presos de los cuales alguno de ellos tuvo la suerte de salir con vida. Es un lamento de espanto, de miedo. Un presentimiento de muerte. Es conocido también como «Somos cinco mil».

Beatriz Allende («Combatir hasta el final»), es un discurso dado por una de las hijas de Salvador Allende el 28 de septiembre de 1973 en La Plaza de la Revolución «José Martí» en La Habana, Cuba, aquí narra la odisea que vivió junto con su padre el día del Golpe, sus allegados, la valentía de su progenitor que prefería estar muerto que rendirse, los recuerdos de la infancia y su juventud junto a él, la convicción y esperanza de un Chile mejor y una revolución socialista para toda Latinoamérica. Desafortunadamente, Beatriz Allende terminaría suicidándose en Cuba tiempo después. Pablo Neruda («Lo sepan, lo sepan, lo sepan»), redactó, con su particular forma, un poema sobre el Golpe de Estado dirigido, curiosamente, a «…….los señores del siglo XXI…..». Fidel Castro («Sobre el Golpe de Estado en Chile»), es también un discurso pronunciado el 28 de septiembre de 1973 en La Plaza de la Revolución en La Habana y en él, Castro hace remembranza desde el inicio de su relación con el presidente fallecido hasta sus últimos momentos, haciendo hincapié que La Revolución en Chile se llevaba a cabo por las vías pacíficas, DEMOCRATICAMENTE ESTABLECIDAS. Menciona la transición del gobierno de La Unidad Popular, la carta que le envió al presidente el 29 de julio de 1973, reiterandole todo su apoyo, la valentía de Allende en los momentos álgidos, el carácter eminentemente nazi de los militares chilenos y la intervención, años atrás, de los estadounidenses para derrocar al gobierno sureño.

James Cockcroft («Cronologia: Chile 1970-1973») nos manifiesta la campaña de desestabilización que desde 1970 había creado el gobierno de Nixon con «El Comité de los 40», encabezado por Henry Kissinger, John McCone, ex-director de la CIA y Director de la ITT, Richard Helms, Director de la CIA y otros distinguidos miembros de la inteligencia estaounidense, desde 1970, Nixon da instrucciones a Helms para que Allende no llegue al poder por medio del Plan «Track II», Kissinger tiene pavor de que el chileno sea la amenaza número 1 para Estados Unidos en Latinoamérica, ya que a diferencia de Castro, había llegado al poder por la VIA DEMOCRATICA. Ya en octubre de 1970, la CIA se pone en contacto con militares y el 22 de Octubre de ese año, muere asesinado por ultraderechistas el Gral. Schneider. El 3 de Noviembre, Allende es declarado Presidente Constitucional de Chile, el 12 del mismo mes, restablece relaciones diplomáticas con Cuba y en días posteriores inicia los procesos de expropiación de las compañias mineras y bancos en manos de estadounidenses, en abril de 1971, por primera vez en la historia del país, jóvenes entre los 18 a los 21 años tienen el derecho a votar dando amplio apoyo a la Unidad Popular, en julio del mismo año se nacionaliza la industria del cobre, hierro, nitratos y acero, del 10 de Noviembre al 4 de Diciembre de ese año, Fidel Castro visita Cuba, en inicios de 1972, la presión norteamericana se hace más marcada: no ayuda económica, propiciar huelgas de camioneros, transportistas y demás bloquea al país. En Enero de 1973, la inflación aumenta un 200%, se presenta una huelga en la minera El Teniente pero no realizada por los trabajadores sino por los dueños y ejecutivos. El 29 de junio surge «El Tancazo», que es un intento fallido de derrocar a Allende, en agosto se hace público que la Democracia Cristiana apoya un Golpe de Estado, en fechas posteriores, se manifiesta un caos en el país, el Gral. Prats renuncia como Ministro de Defensa y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas siendo su sustituto el Gral. Augusto Pinochet Ugarte. Jaime Favovich. ex-Subsecretario de Transporte alerta que se esta gestando un Golpe de Estado por parte de la milicia y el 11 de septiembre de 1973 sucede este con todas las consecuencias  conocidas por todos nosotros. Desde 1970 hasta el derrocamiento del gobierno de la Unidad Popular, Estados Unidos gasto millones de dólares para ese propósito.

COMENTARIO.

A pesar de su brevedad, este es un libro BASICO para conocer, parte de la historia que enfrentó el pueblo chileno, más tarde se sabría que la Operación Cóndor, auspiciada por la CIA, se encargaría de mantener el terror en toda Sudamerica como parte de la Guerra Fría. Una obra por demás importante que cualquier interesado en el Revisionismo Histórico debe de consultar.

Acerca R.A.L.P.

Ver también

Andrés Manuel Lopez Obrador: el cobarde y manipulador.

Históricamente, los países grandes en el sentido de su presencia internacional, y lo más importante, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *